Filtro de producto

Disfruta de una deliciosa copa del mejor Vino Blanco con Top Vinum

El vino blanco es un producto increíble en cuanto a gastronomía se refiere. Actualmente, existen una gran cantidad de tipos de vino blanco y se debe, tanto a las diferentes uvas con la que el vino es elaborado como también a su método de fabricación.


En esta sección, además de informarte y ver nuestras recomendaciones para escoger un vino perfecto, te diremos con qué comidas se puede disfrutar y también con que es elaborado, además de empaparte un poco de sus propiedades y características.

...


El Vino Blanco más delicioso para tu próxima reunión

El vino blanco es una bebida producida a través de la fermentación alcohólica de diferentes tipos de uvas blancas. Es perfecto para ser consumido solo o acompañado de comida, tradicionalmente se asocia para maridaje de pescados, mariscos y carnes blancas.


Un buen vino blanco se caracteriza por su elaboración “en virgen”, término con el cual se refieren en enología a la fermentación del mosto en ausencia de partes sólidas, es decir, sin contacto con el hollejo (a diferencia del vino tinto).



Con todo, el vino blanco es una bebida especial que, sin duda, te ayudará a realzar cualquier comida o aperitivo.


Origen del Vino Blanco

Esta exquisita bebida se ha consumido en todo el planeta desde hace más de 2,500 años. El vino blanco se extendió de forma inminente tan descubrir las diferentes formas de utilizar y fermentar la uva.




Aunque hay otros indicios que nos hablan de hasta el 5,000 a.C, ya que algunos antepasados utilizaban la uva para crear bebidas con azúcar. Y se cree que a partir del año 3,000 a.C el ser humano comenzó a cultivar viñedos de forma consciente.



A partir de ahí, el vino blanco no dejó de crecer y de comenzar a elaborarse 
en diversos lugares, hasta llegar a su consumo globalizado como el de hoy en día.


¿Cómo se hace el Vino Blanco?

Se trata de un proceso largo y laborioso. Gracias a la complejidad de este proceso, el producto final es un vino de alta calidad y agradable para el paladar. Se constituye de 10 fases:




  • Despalillado
  • Estrujado
  • Maceración
  • Prensado
  • Fermentación alcohólica
  • Fermentación maloláctica
  • Maduración
  • Crianza en barrica (en caso de requerir crianza oxidativa en barrica)
  • Estabilización, filtrado y envasado
  • Crianza en botella (en caso de requerir crianza reductiva en botella)



Cada uno de estos procesos requiere de especificaciones en cuanto a temperatura, tipo de uva, tiempo de reposo, entre otras cosas. Por lo general, los viñedos tienden a tener sus propios procesos que diferencian a un vino blanco de otro.


Los blancos son más ligeros por la inexistente o muy breve maceración (el proceso por el cual se deja reposar el mosto con los hollejos), pero si la variedad de uva blanca es potente, el vino puede tener casi tanta presencia como un tinto. Por otra parte, pueden encontrarse muchos buenos blancos con crianza en barrica, lo que les aporta más cuerpo y presencia.


Los Chardonnay con barrica o los Sauvignon Blanc al estilo fumé (Fumé Blanc de Robert Mondavi) son claros ejemplos. También aquellos vinos blancos que han tenido reposo sobre lías (las propias levaduras muertas producto de la fermentación) tendrán más cuerpo y densidad.


Algunas variedades de uva para Vino Blanco

Albariño. Uva cultivada en Galicia (noroeste de España) y Portugal, ya que necesita un clima frío y húmedo para crecer; se utiliza para elaborar vinos ácidos, frescos, con aromas frutales y florales como melón chino, nectarina, corteza de limón, pomelo y toques salinos.


Chardonnay. Originaria de Borgoña, aunque también sobresale en California (Estados Unidos) es la uva blanca más emblemática en todo el mundo. Produce vinos blancos con aromas a manzana, piña, mandarina, miel, mantequilla y notas minerales. También es ideal para vinos envejecidos en madera de roble, obteniendo un vino de sabor más potente y con mayor cuerpo.




Chardonnay. Uva blanca procedente de Borgoña, Francia, aunque también sobresale en California (Estados Unidos). Produce vinos blancos con aromas a manzana, piña, mandarina, miel, mantequilla y notas minerales.




Gewürztraminer. De origen transalpino (noreste de Italia) es muy común en Alemania y Alsacia (Francia). Es una uva de gran intensidad aromática que produce vinos de baja acidez, tropicales, dulces, florales y con un toque picante. Sus aromas principales recuerdan a mandarina, rosas, jengibre, lichis y toronja. Marida muy bien con platillos especiados como comida asiática o marroquí.




Moscatel (Moscato). Es una uva dulce que se emplea para elaborar pasas y vinos aromáticos, con alta graduación alcohólica y un nivel de dulzor que reproduce el sabor de la miel y el azahar. Existen diversas variedades de vitis vinífera dentro de la familia de uvas Moscatel, destacando la Moscatel de Alejandría o la Moscato Bianco (con la que se elabora el espumoso dulce Asti).




Riesling. Originaria del Valle del Rhin, es la especialidad de Alemania y Alsacia (Francia). Produce vinos blancos cuyo estilo puede ir desde muy dulces hasta totalmente secos, siempre con una marcada acidez y muy aromáticos. Sus principales aromas son de limón, manzana verde, albaricoque, flor de jazmín, cera de abeja y una característica y peculiar nota química a petróleo/diesel.




Sauvignon Blanc. Es una uva de piel verdosa originaria del Valle del Loira, Francia, aunque destaca su calidad en Chile y Nueva Zelanda. Tomó su nombre de las palabras francesas sauvage ("salvaje") y blanc ("blanca").​ Esta uva es plantada en muchos países del mundo, produce un vino blanco refrescante y seco. Dependiendo del clima, los aromas pueden ir de muy herbáceo a dulcemente tropical, aunque todos ellos son muy aromáticos, con elevada y agradable acidez y aromas a hierbas y cítricos.



Verdejo. Se cultiva en Castilla León (España), casi exclusivamente en la D.O. Rueda. para producir vinos blancos jóvenes, de acidez elocuente, con toques afrutados y amargosos. Sus aromas son herbáceos y frutales, destacando los de lima, pomelo o toronja, hinojo y melocotón o durazno.


¿Cómo diferenciar los Vinos Blancos?

Hay diferentes formas de diferenciar los vinos blancos, pero para que no te quedes con la duda, te diremos de principio a fin como diferenciarlos.




  • La uva empleada en su elaboración
  • Los niveles de azúcar. Es la principal diferencia ya que algunos tienden a contener más alcohol o más azúcar. Unos pueden ser secos, semidulces o dulces.
  • Método de elaboración: fermentación en barrica, sobre lías, maceración, etc.
  • La técnica de envejecimiento: barrica, depósito de acero, etc.



De forma muy genérica, podemos clasificar los vinos blancos en dos grandes categorías:


 


Los vinos blancos ligeros y aromáticos presentan marcados aromas florales y frutales y son ideales para tomar solos o para acompañar platos también ligeros (tilapia o trucha, mariscos, mejillones al vapor, sushi, pollo a las finas hierbas, queso cremoso de cabra...). Las variedades de uva más representativas son Sauvignon Blanc, Chenin Blanc, Colombard, Albariño, Verdejo, Riesling, Torrontés, Pinot Gris/Pinot Grigio...




Por su parte, los vinos blancos con cierto cuerpo, destacan por su elegancia y cremosidad en boca y son perfectos para maridar comidas algo más consistentes y cremosas (salmón a la parrilla o huachinango a la mantequilla, pollo rostizado, pasta con salsa Carbonara o Alfredo, ensalada César, queso Camembert...). Las variedades de uva más representativas de este estilo son Chardonnay, Viognier o Garnacha Blanca.




El proceso de vinificación también influye: los vinos blancos con algo de crianza en barrica (o con vinificación "sobre lías": dejar reposar el mosto un tiempo con las levaduras del proceso de fermentación) tendrán mayor cuerpo y textura en boca.




Nota: El cuerpo (o estructura) en los vinos se asocia a su textura y consistencia en boca. Debe haber un equilibrio entre el cuerpo del vino y la comida que lo acompaña.




La mejor manera de disfrutar de un Vino Blanco?

El vino blanco manifiesta al máximo sus cualidades organolépticas cuando se sirven a una temperatura de entre 7º y 12º, en función de la modalidad específica de la que se trate. Si hablamos de un cava o champán la temperatura ideal son 7º. 




Mientras que si tenemos entre manos un vino blanco dulce de estilo Moscatel lo ideal es 8º. Los vinos blancos jóvenes y con una textura seca deben tomarse a 10º, un grado por debajo de la temperatura recomendada para los vinos más voluptuosos, como es el caso del Manzanilla. 




Determinados blancos muy jóvenes y con una elevada acidez pueden servirse bien fríos, pero es sólo porque sus cualidades pueden ser limitadas. En cuanto un blanco gana temperatura, hasta un límite de unos 12º centígrados, asoman unas cualidades aromáticas que por debajo de los 8º pasan desapercibidas. En general, vinos blancos con más cuerpo (crianza en barrica, etc.) requerirán unos grados más de temperatura que vinos más ligeros y jóvenes.


Lo 


 ideal para los vinos blancos que han sido fermentados en barrica es servirlos a 12º. Estas diferencias, aunque sutiles, permiten que cada producto saque a relucir todas las características y propiedades que adquirió durante el cuidado y largo proceso de producción en bodega.




Maridaje:


El vino blanco no solo es para el pescado. Los blancos pueden ir perfectos con guisos potentes de ave (y patés), sopas y platos que contengan carne. Los Sauvignon Blanc, con una acidez marcada y fresca o los vinos untuosos al estilo de los Rieslings de Alsacia y Alemania suelen acompañar casi cualquier preparación con cerdo, carnes grasas y salsas. Además, variedades como el Pinot Grigio, Riesling o Verdejo producen vinos perfectos para servir acompañando platos especiados e incluso picantes.




Maridaje con quesos. Siempre se ha pensado que los quesos sólo maridan con tintos, pero hay blancos que van perfectos con quesos tipo Brie o muy tiernos. El Sauvignon Blanc combina muy bien con el queso de cabra, por su acidez y aromas y ciertos Chardonnay o Viognier con crianza pueden maridar perfectamente con quesos más fuertes como Gruyere o Emmental. Finalmente, vinos blancos dulces, como el Moscatel o Semillón, pueden ser un maridaje de contraste del potente queso azul.


Esperamos que esta guía te sea de utilidad. En Top Vinum encontrarás una gran variedad de etiquetas de vino blanco. Adquiérelas en nuestra tienda en línea.


Recuerda que tenemos envíos gratis a partir de $1900 y en Vinopacks, así que visita nuestra tienda en línea y prueba el vino blanco.


No olvides suscribirte a nuestro Newsletter para recibir consejos y promociones, y si tienes dudas, contáctanos a través de nuestro email, WhatsApp o chat en línea, con gusto te atenderemos.




Salud!




Equipo Top Vinum